Alergia alimentaria en gatos

Como consecuencia de la presencia de unas sustancias que se llaman alérgenos, que están presentes en la dieta de nuestros gatos. Esta es una enfermedad que no va a tener una predisposición racial y sexual.

Va a manifestarse en unas edades tempranas, normalmente entre 6 meses y 3 años de edad, lo que no excluye que se presente ante eso pueda presentarse después.

Va a acusar ya hemos dicho como síntoma más característico el picor. Y junto con este picor aparece una inflamación en la piel con el consabido enrojecimiento.

Como sabemos si nuestro gato puede padecer esta enfermedad, pues ya decimos que se va a manifestar con picor y en principio aparecerá el ofrecimiento de la zona afectada, que normalmente van a realizarse a nivel de la cabeza y del cuello.

Aunque también bueno, pues pueden extenderse por otras zonas, aparecen los crecimientos inflamación, aparecerán pequeñas pápulas, lo que se conoce como dermatitis miliar en la zona.

Lo tocamos al gato en la piel y aparecen como pequeños bultitos muy pequeñitos, costillas muy pequeñitas.

Como consecuencia de ese picor, el animal se va a rascar. Con la potencia del rascado se pueden hacer lesiones bastante considerables y hay gatos que llegan a la clínica con la piel completamente levantada.

Sabemos que tienen las espículas características y a base de un lamido constante va a romper los pelos y aparecerán zonas alopécicas, zonas calvas.

No creemos que nuestro animal está perdiendo el pelo cuando en realidad es un pelo roto, que sea se ha producido el mismo esa esas lesiones y suele ser unas lesiones simétricas a nivel del abdomen, pero que también puede  extenderse a todas las zonas a las que llegue el animal con la boca.

Lesiones Secundarias

Las lesiones secundarias provocadas por el rascado y el lamido, pues ante este tipo de problemas debemos de acudir a nuestro veterinario, quien realizará un examen general del Estado del animal hará ya un examen particular de la de la piel y pasaremos a realizar las pruebas complementarias.

Descartando otras enfermedades que cursen con picor. Ante la presencia de pulgas, presencia de sarna como la noto hídrica que habíamos hablado de estas enfermedades en las chuletillas.

Problemas de auxis  y también hay otros tipos de hipersensibilidad que pueden afectar a al gato.

Intentando orientar el diagnóstico hacia la alergia alimentaria. Igual que hablábamos en el perro, esto se va a hacer mediante lo que era el diagnóstico de exclusión, que consistía en pasar a nuestros datos, alimentarlo con una dieta en la que la composición principal sean proteínas.

Para un gato que se está alimentando con proteínas de de pollo, proteínas de ternera, pues vamos a pasar a alimentarlo, por ejemplo, con conejo, vamos a pasar alimentarlo con pescado de forma que sea algo a lo que no esté habituado el gato.

También podemos intentar las dietas que hay preparadas específicamente para estos casos.

Proteínas ideales para un gato con alergia

Proteínas hidrolizadas,  son proteínas a las que aunque el animal se sea hipersensible, sea alérgico.

Al estar hidrolizadas no van a provocar ni en reaccionen de nuestro gato. Entonces, esta dieta le vamos a mantener por un período entre 6 y 8 semanas mejor 8 semanas en las que debe de comer exclusivamente este tipo de alimentación.

Retirando todos los premios y chucherías y toda la medicación que no sé a qué bueno no sea precisa para para poder controlar alguna otra enfermedad que tenga el animal.

El cuadro de picor puede ser muy intenso y puede ser necesario el recurrir a terapia, como es el uso de los corticoides, por ejemplo. Para poder controlar este picor al inicio, intentando retirarlo lo más pronto posible.

Una vez que hemos pasado 8 semanas con esta alimentación, si vemos que el proceso sea controlado, podemos confirmar este diagnóstico reintroduciendo su su dieta anterior y el cuadro de picores se presentará de una forma bastante rápida.

Si se vuelve a producir esto. Volvemos a reintroducir otra vez la dieta de exclusión y, una vez que tengamos controlado el proceso, vamos a ir añadiendo, pues semanalmente una dieta, una proteína nueva, intentando orientar a qué tipo de proteína a la que originaba el cuadro alérgico del gato.

Esto puede ser pesado y muchas veces los propietarios no quieren el hacer pasar al gato por esto y volver otra vez a producir el cuadro de picor.

Artículos relacionados:

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Previous Article

Sobrevida de 55 caninos con mastocitoma GRADO II tratados únicamente con cirugía, durante 1996 y 1999.

Next Article

Calidad del semen durante el tratamiento con vincristina en perros con TVT (tumor venéreo transmisible)

Related Posts