Consejos para saber si tu gato siente dolor

Vamos a hablar de cómo podemos saber que nuestro gato tiene dolor.

Hasta hace no mucho tiempo se creía que el dolor de  los gatos nos pasaba desapercibido tanto a sus cuidadores como a muchos veterinarios, la forma de manifestar el dolor va a ser distinta.

Identificar el dolor en un gato es algo más complicado que en el caso de nuestros de nuestros perros.

Por lo tanto, digo que muchos cuadros dolorosos en pasaban desapercibidos. De hecho, se creía que nuestros gatos, por ejemplo, están casi libres de procesos de osteoporosis. ¿Por qué no manifestaban esos Dolores escogerás que manifiestan los perros?

Esa dificultad para levantarse, que manifiestan los perros y ya digo que se creía que los gatos no parecían estos cuadros de artrosis haciendo un estudio serio que los gatos mayores están 80% incluso más de nuestros gatos.

Lo que ocurre que no lo manifiestan igual que nuestros perros y por lo tanto, y están pasando desapercibidos. Te digo que entonces es muy importante el que intentamos saber si nuestro gato está padeciendo dolor.

Ante todo, tenemos que saber que el dolor podríamos definirlo como bueno, pues una sensación más o menos molesta y más o menos intensa que desagradable.

Para para el cuerpo que nos va a indicar de que hay algún daño real o potencial en alguna parte de este de este organismo está el dolor, nos va a servir como mecanismo de supervivencia, pues nos va a avisar de que hay algo tanto interno como externo que va a poner bueno, pues puede poner en peligro nuestra vida y por lo tanto, el dolor.

El dolor también podemos definir lo que puede mostrarse como agudo o crónico, un dolor agudo, ese es el dolor que se presenta de forma repentina como consecuencia de un traumatismo, un golpe, un atropello y una caída de gran altura, una intervención quirúrgica y el dolor de tipo crónico es aquel que se mantiene en el tiempo durante más de un mes, incluso a pesar de que se resuelva el daño.

Este dolor es bastante importante y es bastante más difícil de tratar que el dolor de tipo agudo y por lo tanto es importante siempre el conseguir diagnosticar cuanto antes y que nuestros datos está padeciendo dolor.

El dolor también podemos ver que se puede localizar a nivel de los tejidos, un dolor somático, como puede ser un dolor a nivel de los músculos. Tendones, huesos, articulaciones o un dolor de tipo visceral que es ese que se va a localizar en las vísceras, como puede ser estómago, intestinos, riñones, por ejemplo.

El dolor también podemos encontrar lo que se conoce como el dolor referido.

Debido pasar al tipo de conducción nerviosa que se produce otro tipo de dolor muy importante es el dolor neuropático que debido a un problema de tipo neurológico y es un dolor también que es bastante importante en personas, por ejemplo lo conocemos como por ejemplo el caso del síndrome del miembro fantasma.

Aquellas personas que han sufrido la amputación de algún miembro. En ocasiones sufren dolor en ese miembro que le han amputado.

Debido a las conducciones nerviosas que que hay en nuestros animales, también se puede presentar este tipo de dolor.

Entonces vemos, pues que el dolor existe, que el dolor es importante y que es importante también el ver que nuestro gato está padeciendo dolor.

Ya digo que hace muchos años se creía que nuestros gatos. Parecían pocos cuadros de dolor, pero bueno, se ha ido viendo que efectivamente nuestros gatos parecen cuadros de dolor que nos pasan desapercibidos y se realizó un estudio que creo que es bastante interesante y que nos pueden ayudar tanto a los veterinarios como a los cuidadores de los gatos.

A bueno, pues, a darnos cuenta de que nuestro gato está padeciendo dolor y esto es lo que se conocía como la escala de las marcas faciales de El gato en el que, según la posición que adopte las orejas, los ojos, el hocico, los Bigotes, la posición de la cabeza nos va a indicar si nuestro gato está padeciendo o no dolor.

Identifica si el gato padece de dolor

En primer lugar, tenemos un gato que no padece ningún cuadro de dolor, un gato sano en el que vemos que las orejas están hacia arriba, los ojos están abiertos.

Los hocicos están redondeados, los Bigotes están bien curvados hacia abajo y la cabeza se mantiene por encima del los hombros. Cuando nuestro gato empieza a padecer.

El gato empieza a padecer dolor ya que las orejas vemos que se van aplanando, se van separando los ojos, se empiezan a entrecerrarse el hocico, empieza a contraerse, ya no está tan redondeado, los Bigotes ya no están curvados hacia abajo, sino también los curvados, incluso empiezan a estar rectos.

Y la cabeza se va a mantener al nivel de los de los hombros cuando ya si existe un cuadro más marcado de dolor, menos aquí también la diferencia.

Las orejas están plenamente separadas de la cabeza y orientadas hacia afuera los ojos muy, muy entrecerrados el hocico.

Esta muy contraído, muy muy elíptico los Bigotes van a estar rectos, incluso dirigidos hacia arriba.

¿Y la cabeza se va a mantener por debajo de los hombros? ¿Bueno, pues esto nos va a indicar, o nos va a servir para darnos cuenta de que nuestro gato está padeciendo Dolores o algún específico?

No nos está diciendo dónde está padeciendo dolor, entonces esto no consiste en que hoy mira, mi gato tiene dolor. Voy a darle algo para el dolor, pero lo ideal aquí es saber por quién le duele o quién le está doliendo a nuestro gato.

Entonces hay otras otros síntomas que nos van a orientar, porque cuando el gato muestra estas escalas que hemos visto, muestra que ahí dolor también podemos notarlo con otros con otros síntomas.

¿Cómo puede ser que nuestro gato se esconde porque no quiere que lo toquen?

Puede tender a ser agresivo y puede tender a arañar o morder. El gato come poco va a dejar de comer en todas esas cosas nos pueden orientar. Ya digo que nuestro gato tiene dolor cuando el dolor se localiza en algún sitio en concreto.

Bueno, pues también va a manifestar una serie de comportamientos que deben de orientarnos. Por ejemplo, si nuestro gato tiene un dolor en los ojos, vamos a ver qué aparece.

El prolapso del tercer párpado esta telita que tiene dentro del ojo. Y qué bueno, pues se va a elevar, cubriendo pues parte o completamente ese ese ojo.

Hay mayor lagrimeo, cierra los ojos, se puede dar en los ojos con la con las patitas, pues todo esto nos indica que hay un problema ocular en nuestro gato.

Un problema en la en la boca, podemos notar que come muy poco o no quiere comer.

Mucha producción de saliva y esta se derrama Por lo por los labios, porque no la no la puede tragar cuando hay un dolor de tipo abdominal.

El abdomen está duro como una una tabla. Adopta posturas en las que le resulte más cómodo y también en ocasiones hay dolor de la zona.

Bueno, urogenital en casos por ejemplo de cistitis en caso de obstrucción de la de la uretra en los en los machos. Y podemos notar que nuestro gato va al arenero, pero sin embargo no puede eliminar orina.

Hace esfuerzos pero no orina. A veces incluso vemos que echa un poquito de sangre. Podemos ver manchitas de sangre en la zona del del prepucio y podemos ver que nuestros gatos eran más esa zona.

En el caso, por ejemplo, de problemas de tipo artrósico.

Una artrosis de cadera, por ejemplo, vemos que nuestro gato antes se subía a una cama, un sofá y ahora no puede hacerlo.

¿O lo hace por escalas, por ejemplo?

Antes subía la idea de un salto y ahora pues se sube primero una silla y después de la encimera, incluso cuando está la encimera, no puede bajarse y maúlla incluso para que vayamos nosotros a cogerlo para para bajarlo, pues todos estos síntomas indican que nuestros datos puede tener un dolor de un de tipo articular.

Y todo esto pues hace que bueno, pues realizamos las pruebas pertinentes para diagnosticar la causa de este dolor, una vez que se diagnostica la causa, tendremos que tratar esta causa específica y, por supuesto, ya también tratar el dolor mediante analgésicos o antiinflamatorios, siempre va a ser esto, es supervisado por el veterinario porque va a depender del tipo de problema que tenga el gato.

No olvides leer:

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Previous Article

Sobrevida de 55 caninos con mastocitoma GRADO II tratados únicamente con cirugía, durante 1996 y 1999.

Next Article

Calidad del semen durante el tratamiento con vincristina en perros con TVT (tumor venéreo transmisible)

Related Posts