Dermatitis atópica

Es una enfermedad que es de origen alérgico, que afecta la piel provocando inflamación y picor.

Y es una enfermedad que te hemos dicho que es de carácter de tipo alérgico, pero en el caso del gato y las diferencias con respecto al caso de los perros en los gatos no estar demostrada con el caso de los perros la la la predisposición genética familiar, racial de de esta enfermedad en los perros.

Se va a presentar en las mismas edades que en caso de los perros, entre los 6 meses y 3 y 3 años de edad, lo que no excluye que se pueda presentar antes o años después de de estas edades, pero va a ser más frecuente, ya digo, en ese abanico entre los 3 entre los 6 meses y los 3 años.

En cuanto a en cuanto al sexo, tampoco hay aquí una, una. Bueno, pues no está bien demostrado tampoco. Si hay una predisposición sexual, o sea, que tanto machos como hembras van a presentar la enfermedad y en relación a la estacionalidad de esta enfermedad en los perros y estaba comprobado que había una estacionalidad, sobre todo al principio de la enfermedad, que luego, con la cronificación del proceso, pues se iba perdiendo en el caso de los gatos, no está tampoco de eso tan demostrada la estacionalidad de de esta enfermedad.

Es una enfermedad de tipo alérgico que va a provocar picor y enrojecimiento de la piel.

Síntomas característicos

Se va a presentar en animales entre los 6 meses, 3 años de edad se va a empezar a manifestar con picor, este picor puede ser más o menos intenso y puede ser más o menos apreciable por el propietario.

Es frecuente que vengan los gatos a la consulta debido a que el dueño ve que tiene calvitos, que ha perdido el pelo y en realidad es que el gato es un animal que en sus hábitos de aseo suele ser bastante tímido, se esconde y el dueño no aprecia que puede haber muchas veces solamente excesivo de algunas zonas como pueden ser la zona abdominal, la zona de los flancos.

La zona del lateral de los muslos y cuando vienen están verdaderamente Calvo.

Un examen observando bien esos pelos. Veremos que en realidad están todos los pelos, pero están rotos debido al alamillo excesivo de gato.

Entonces no hay una caída de pelo, sino que el gato lo ha roto y da esa sensación. De alopecia entonces es una sintomatología que presenta un gato.

Junto con esto, ya hemos dicho que había picor, que puede presentarse en zonas de la cara, en el cuello, en las orejas y también a nivel de tronco en el abdomen, en las zonas de las ingles de las axilas, en las en las patas.

Puede presentarse como una dermatitis miliar en la que notamos como unas pequeñas pápulas. Cortitas, que a veces muy difíciles de apreciar en esa en esa zona, otras veces hay unas lesiones ya bastante marcadas, como incluso con escoriaciones y costeras debido a auto traumatismo que se ha producido el gato al rascarse.

Cuando vemos que nuestro gato tiene este tipo de lesiones junto con otras que podemos englobar en lo que se llama el complejo granuloma.

Va a ser la presentación de las zonas elevadas, unas zonas como placas o como unos cordones lineales gruesos que pueden presentarse por ejemplo, a nivel de caudal de los muslos.

También se pueden presentar en los brazos, a veces con forma de úlceras labiales.

Úlcera indolente Felinas

Este tipo de manifestación también son típicas de la de la dermatitis atópica en el gato. Claro, entonces, cuando tenemos alguno de estás síntomas acudimos a la A la clínica y el veterinario realizará su examen del animal.

Junto con este examen se van a realizar una toma de datos, lo que es una anamnesis en la que vemos la edad del gato, la edad de que parecieron estas lesiones, la alimentación del hábitat en el que vive, con quién convive.

Junto con esto vamos a realizar una serie de pruebas complementarias que nos van a ayudar a descartar otras enfermedades que cursan también con picazón en los gatos, como pueden ser de tipo parasitario, pues la sarna no todo indica.

La presencia de pulga, la presencia de otro de sus chelas, otros procesos de tipo intenso, tiene una serie de procesos que también cruzan con picor y que hay descartar intentando llegar al origen del cuadro prodigioso de nuestro gato.

En el caso de los gatos. pues no hay más dificultades para interpretar pruebas que en el pueblo se en el perro se realizan para, ver cuál puede ser el alérgeno causante de este problema.

En el Perú se realizaban los test intradérmicos, lo que se llama la Intradermorreacción.

También se realizaban pruebas de sangre buscando el alérgeno causante del problema.

En el caso de los gatos, este tipo de pruebas es bastante decepcionante el resultado que ha dado y aunque cada vez se va evolucionando empresa, se va realizando estas tesis en sangre, pero de una forma más lenta que el perro y aún no están los datos no son tan tan buenos como era en el caso.

El diagnóstico de la utopía va a ser más bien sintomático de los síntomas de esta enfermedad.

Es tópico la aparición de lesiones van a ser lo que nos orienten hacia el cuadro de Atopía una vez que hemos descartado las otras causas de picor, cuando ya tenemos el gato diagnosticado de atópico, vamos a recurrir al tratamiento.

Vacunación en perros y gatos

Los perros teníamos la vacuna tipo hipo, Sensibilización o la inmunoterapia específica que se llama actualmente para para tratar este problema, de forma que íbamos haciendo que el animal no reaccionará. Frente a esta energía y no curamos la enfermedad.

Pero si teníamos al pero libre de sintomatología mediante esta Esta vacunación en el caso de los gatos ya se están empezando a utilizar este tipo de tratamiento, resultados son mucho más pobres que en el caso de los perros y entonces hay que recurrir a la terapia médica usando los tratamientos anti inflamatorios y anti pruriginosas que hay en el mercado para ello el uso más frecuente y que mejores resultados da a día de hoy.

Medicamentos para combatir la dermatitis

Y que es el clásico, los corticoides en sus diferentes vías de administración.

También podemos ayudar con ácidos grasos, la ciclosporina pentoxifilina una serie de medicamentos que hay para controlar el picor, aunque ello decimos que el medicamento más utilizado y más válido a día de hoy siguen siendo los los corticoides, pero siempre son medicamentos que tienen sus potenciales efectos secundarios y va a ser solo y exclusivamente solo el veterinario, quien nos va a prescribir el tratamiento y que va a prescribir tanto las pautas como la dosificación de este medicamento.

El caso de los perros, que esta es una enfermedad que no se cura, sino que se trata.

Nuestro gato va a seguir siendo atópico toda la vida, pero con esta medicación intentar tenerlo libre de esa sintomatología de la de la Tapia, y entonces requiere un seguimiento continuo por parte del propietario del gato y por supuesto una supervisión periódica del veterinario para ver cómo va evolucionando.

Artículos relacionados:

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Previous Article

Sobrevida de 55 caninos con mastocitoma GRADO II tratados únicamente con cirugía, durante 1996 y 1999.

Next Article

Calidad del semen durante el tratamiento con vincristina en perros con TVT (tumor venéreo transmisible)

Related Posts