El mundo de los caballos

¿Eres un apasionado del mundo de los caballos? ¿Has estado buscando un sitio que responda todas tus inquietudes sobre tu caballo?

En esta página vas a encontrar todo lo que quieras saber del mundo de los caballos. Desde las diferentes razas que puedes conocer hasta los más diversos accesorios para montar.

Incluso podrás buscar información sobre cuidados y alimentación de los equinos; así como también los diferentes deportes que puedes realizar, principalmente el Polo y el Pato, dos interesantes juegos de caballos. Si además de buscar información sobre tu animal preferido buscas venderlo o comprarlo, aquí también puedes hacerlo.

También hallarás información sobre rutas a caballo, domas, ferias regionales y actividades de turismo y aventura que tienen al equino de protagonista.

Veremos toda la gama de accesorios que necesita todo aficionado y profesional de los caballos, deteniéndonos en cada cosa.

Las monturas, por ejemplo, pueden variar de acuerdo a la zona en que uno se encuentre, así como también el uso o no de espuelas, el empleo del poncho, y las fundamentales botas de cuero de todo jinete, sea éste jockey o simplemente un campesino o gaucho. Los accesorios tanto del jinete como del caballo suelen variar también de acuerdo al uso que se de a nuestro animal. De hecho, la vestimenta para el caballo y jinete es diferente entre quien realiza deporte y los gauchos en campos y montañas.

Para aquellos fanáticos de los equinos, el buen cuidado de sus animales resulta fundamental. Por eso en esta página también encontrarás algunas recomendaciones de cómo alimentarlos y los datos requeridos para mantener la limpieza del pelaje y los accesorios (momento fundamental para lograr alcanzar la confianza y respeto de tu caballo).

Mitos y verdades sobre los caballos

No olvidamos aquí la importancia del herraje. Aquellos que no están familiarizados en el tema suelen considerar a las herraduras un accesorio más. Esto no es así en lo más mínimo, incluso en la actualidad donde el caballo dejó de ser un medio de transporte habitual.

El contar con un buen herrador era antaño un requerimiento dentro de toda familia. Esto no dejó de ser así a pesar lo difícil que resulta buscar alguien que siga practicando con idoneidad ese oficio. Un mal herraje puede ser causa de daños irreversibles en nuestro equino.

El casco suele desgastarse por eso se recurre a la herradura pero este recurso no siempre es provechoso para el animal (se han asociado muchas deformaciones en el casco, a causa del herraje). Por lo que a veces se considera al herraje como un mal que es necesario.

Otro punto de importancia es el embocado, dado que la boca del caballo es una parte que requiere de ser controlada y revisada periódicamente. Una embocadura bien colocada ayuda al control del caballo sin necesidad de dañarlo, no debe ser colocada de forma tal que golpee la dentadura ni tampoco de forma tal que el caballo pueda tomarla y dejar sin control al jinete.

Evolución del caballo

Una pregunta frecuente sobre este animal tan particular y tan necesario para el hombre es acerca de su origen. Se lo conoce como Eohippus cuyo fósil fue encontrado en América del Norte a mediados del siglo XIX y cuyo análisis llevó a calcular una antigüedad de 55 millones. En función de cambios en el clima esta especie originario fue evolucionando hacia otras, por ejemplo: Mesohippus, Miohippus, Dinohippus y el Pliohippus, entre otros.

Es importante aclarar que estas especies no poseían las mismas características anatómicas que el caballo que conocemos hoy en día. Eran muy diferentes. Aquellos que lograron sobrevivir y con cuya descendencia nos encontramos pertenecen a Equus caballus.

Los cuatro tipos principales de caballos

Son aquellos que descienden de este son los caballos del bosque, de la meseta, de la estepa y de la tundra.

Esto remontándonos a tiempos bastante remotos, pero con respecto a la actualidad es el caballo de raza árabe el de mayor antigüedad. Algunas de las razas que hoy podemos encontrar son: el anglo-árabe, el árabe, el azteca, bretón, criollo, cuarto de milla, don, frisón, morgan, mustag, percherón, pony gales, pura sangre, silla americano y silla francés, suffolk, tan sólo por mencionar algunos.

Pero es necesario recalcar que la contribución de mayor importancia fue realizada por tres garañones árabes. Estos son el turco Byerley, el árabe Darley y por último el árabe Godolphin. Casi todos los pura sangre que existen actualmente son descendientes de línea masculina directa de los árabes nombrados anteriormente.

Historia del caballo en la Argentina

Nuestro país siempre se ha caracterizado por las enormes distancias a recorrer: entre los llanos interminables de la Pampa hasta lo alto de la Puna, sin olvidar las arideces de la Patagonia. El caballo ha sido en todos esos lugares uno de los ejes principales para el desarrollo regional.

Hoy en día con el auge y la expansión de los vehículos todo terreno o camionetas 4×4, el uso del caballo ha disminuido, y es evidente. Sin embargo, ninguna tecnología puede reemplazar el arte de montar a caballo.

En realidad, ningún avance tecnológico ha logrado hacer desaparecer por completo las tradiciones en Argentina. De manera que podemos decir con orgullo que el uso del caballo sigue vigente, con la fuerza de los nuevos jinetes que alientan a las generaciones que vienen.

Es importante recalcar que el caballo, al tratarse de un ser vivo, otorga ventajas inestimables frente a la frialdad del vehículo. Por lo tanto, cabe no mencionar que en realidad sigue siendo imposible para las camionetas entrar en lugares alejados donde apenas entra un animal –y muchas veces son lugares donde el hombre solo tampoco puede con el ambiente.

Es por eso que el caballo es el punto de equilibrio, la unión del hombre y la tierra

la naturaleza en su máxima expresión. Quizás sólo unos minutos antes de que la humanidad olvidara montar a caballo, ya estaba signado su destino: el primer paso en el descuido de la ecología.

Los caballos fueron tan importantes en la historia argentina que para cuidarlos se prohibieron las corridas de toros que usaban caballos de rejoneo

Evidentemente no regresaremos al tiempo antes de la invención de los vehículos a motor, aún así es posible mantener un estilo de vida acorde a las tradiciones. Pero recordémoslo: no se trata apenas de una tradición, sino de la necesidad de volver a cuidar del ambiente.

Hace más de medio siglo, Emilio Coni nos regalaba estas frases inolvidables sobre la historia del caballo en Argentina; recordándonos que los primeros caballos que corrieron por las pampas fueron los traidos por Pedro de Mendoza en el año 1536.

“La introducción del caballo en el Río de la Plata simultánea con la del hombre blanco y ambos se extendió rápidamente por toda Sudamérica; Buenos Aires, Santa J Corrientes en el Litoral, así como el Tucumán, contaron él desde los primeros tiempos de la Conquista. A dos años dela fundación de Buenos Aires, Garay con una numerosa prole cimarrona, descendió de los primeros padrillos y yeguas abandonados a su suerte en 1541.

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Previous Article
perro muerde la pared

¿Por qué mi perro muerde la pared?

Next Article

‎¿Pelo de mascota en todas partes?‎

Related Posts