Evaluación Citológica del Hígado

El aumento de las enzimas hepáticas, de la bilirrubina, como las anormalidades radiográficas (ej. hepatomegalia, nódulos hipo e hiperecoicos), raramente nos dan una información definitiva con respecto a la naturaleza del desorden hepático. Para definir el diagnóstico lo indicado es el estudio histopatológico. La biopsia es un procedimiento agresivo, de cierto riesgo (presencia de coagulopatias asociadas a enfermedad hepática) y además su técnica de obtención de muestra y preparación posterior no la hace una técnica de fácil utilización en la clínica diaria. En cambio, la citología por aspiración es una herramienta relativamente benigna, práctica y rápida para determinar la naturaleza de la patología.

Antes de realizar el estudio evaluar plaquetas y tiempo de coagulación. Se recomienda utilizar aguja 22 y jeringa de 12 cc. Se coloca al paciente en decúbito lateral derecho. El lóbulo izquierdo del hígado es el más grande, y la vesícula biliar generalmente está localizada a la derecha de la línea media. Si no se palpa el lóbulo izquierdo detrás del borde de la última costilla, la evaluación radiográfica y/o percusión del tórax puede ayudar a identificar el espacio intercostal apropiado para la punción. Mediante le uso de ultrasonografía se puede localizar la lesión.

La punción guiada es altamente efectiva y por lo tanto la más indicada. Una vez obtenida la muestra, el materia es depositado en un portaobjetos limpio. Se utiliza un segundo portaobjeto para extender el material en monocapa y se tiñe con Wright-Giemsa.

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Previous Article

Aspectos biológicos del cáncer en animales

Next Article

‎Entrenamiento en el Cat Litterbox‎

Related Posts