Secuelas de la anestesia en gatos

anestesia en gatos

¿Qué es la anestesia? La anestesia es un medicamento que hace que el paciente entre en un estado de sedación profundo en el cual no sentirá ningún tipo de dolor.

Índice
  1. ¿Qué significa la anestesia en gatos?
  2. Consejos tras la anestesia o sedación de gatos
    1. ¿Cuánto dura la anestesia de un gato?
  3. ¿Mi gato puede morir por la anestesia?

¿Qué significa la anestesia en gatos?

La anestesia en los gatos se puede utilizar ya sea en un procedimiento quirúrgico, médico o de diagnóstico.

Antes de aplicar la anestesia se deben realizar unos exámenes pre anestésicos, estos consisten en:

  • Historia clínica completa.
  • Examen físico.
  • Análisis de orina.
  • Análisis de sangre.
  • Un electrocardiograma (examen que determina si el corazón está sano).
  • También se pueden realizar radiografías o ecografías.

Después de realizar los exámenes pre anestésicos se puede diseñar un protocolo anestésico para el animal y para el procedimiento que se va a realizar, ya que hay que tener en cuenta su edad, su peso, si tiene patologías o no, su tamaño y si la cirugía va a ser larga, dolorosa, entre otras cosas. Teniendo en cuenta todo esto se pueden aplicar los fármacos con las dosis y vías de administración correspondientes para así poder minimizar todos los efectos secundarios que todos los fármacos causan.

Se utilizan dos formas de anestesia, la anestesia local y la anestesia general. En la anestesia local el gato permanece despierto en toda la cirugía, ya que se utiliza solo para entumecer el área afectada ya sea piel, músculos o nervios; en este tipo de anestesia el medicamento se aplica en un área de la piel. En cambio, la anestesia general hace que el gato permanezca dormido en toda la cirugía y el medicamento se puede administrar ya sea por inyección, inhalación o tubo de respiración. También se puede utilizar la anestesia local y la anestesia general juntas ya que esto hace que cuando el gato se despierte de la anestesia general no sienta tanto dolor en la parte que fue realizada la cirugía.

El gato es un animal difícil de anestesiar debido a su comportamiento y a la reacción que pueda tener a los fármacos que se le aplican ya que hay reacciones que no se pueden reducir fácilmente como lo son síncopes (perdida del conocimiento acompañada de una paralización momentánea), colapsos y excitaciones.

Consejos tras la anestesia o sedación de gatos

Como cada raza reacciona diferente a la anestesia, hay que mantener al gato vigilado las primeras 24 horas después de la cirugía.

Después de la anestesia el gato puede estar cansado e inquieto y como un efecto secundario de la anestesia el animal puede presentar mareos.

Si el animal fue entubado puede presentar tos seca días después del procedimiento.

  • Recomendaciones a tener en cuenta:

Cuando el gato sea enviado a casa es recomendable tenerle un lecho cómodo en el suelo. También hay estarle tomando la temperatura corporal (la temperatura normal es de 38 a 39 ºC) por si llega a presentar anomalías. Hay que asegurarse de que el gato orine al llegar a casa ya que algunos gatos presentan incontinencia urinaria días después de la aplicación de la anestesia.

El animal solo podrá recibir agua y alimento si se encuentra totalmente despierto. Se puede empezar dándole agua y después se le puede suministrar una pequeña porción de comida.

¿Cuánto dura la anestesia de un gato?

La anestesia tiene cuatros fases que son:

  • Fase 1: Pre medicación

En esta fase se le administran los sedantes, relajantes musculares y analgésicos.

  • Fase 2: Inducción anestésica

Aquí se le inyecta un anestésico como la alfaxalona, la ketamina o el propofol esto hace que el gato pierda los reflejos y se pueda realizar la intubación (es cuando se introduce un tubo por la tráquea para introducir el anestésico inhalatorio).

  • Fase 3: Mantenimiento

Aquí se le da una administración continua de un anestésico, ya sea de forma inhalatoria, intravenosa o intramuscular.

La duración depende del tipo de cirugía que se vaya a realizar. Si se va a realizar una limpieza puede durar una hora, una castración menos de una hora, y operaciones de traumatología pueden durar varias horas.

  • Fase 4: Recuperación

Cuando finaliza la anestesia se empieza la reanimación que tiene que ser rápida, suave y sin dolor. En esta fase hay que estar vigilando su temperatura, y algunas complicaciones que pueda tener como vómito y fiebre. Los gatos sanos adultos, bien alimentados y vacunados por lo general suelen recuperarse de la anestesia a los 2 días.

Así que la duración de la anestesia depende de varios factores como lo son: la duración de la cirugía, el metabolismo del gato, las complicaciones que haya tenido en la cirugía, los fármacos utilizados, entre otros. Teniendo en cuenta todo esto, algunas anestesias pueden llegar a durar una hora o menos, mientras que otras pueden llegar a durar varias horas.

¿Mi gato puede morir por la anestesia?

El riesgo que hay al utilizar la anestesia es mucho más pequeño de lo que se piensa.

Un estudio realizado en 2018 dice que, de 2.958 casos, la mortalidad es del 0,47% con solo 14 muertes. Y ahora con todos los avances médicos la tasa de mortalidad ha bajado al 0,5%.

En los estudios realizados los resultados dieron con que el 78,6% de la muerte en gatos se da en los postoperatorios, y también dicen que el peso, el estado físico del animal y la edad son factores que influyen en la mortalidad del animal. No olvides seguir leyendo nuestro sitio sobre veterinaria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir