‎Síntomas de la rabia del gato‎

Los síntomas de la rabia en gatos pueden variar enormemente. La rabia es causada por un virus y es una de las enfermedades más conocidas en el mundo. Viaja desde la herida de la mordedura a lo largo de los nervios para llegar al cerebro, y casi siempre es fatal.

Afecta a todos los animales de sangre caliente, incluidos los gatos y las personas. La rabia es muy conocida porque puede transmitirse de animales a humanos.‎

Índice
  1. ‎Transmisión‎
  2. ‎Síntomas de la rabia del gato‎
    1. ‎Fase prodrómica‎
    2. ‎Fase furiosa‎
    3. ‎Fase paralítica (tonta)‎
  3. ‎Diagnóstico‎
  4. ‎Tratamiento‎
  5. ‎¿Cuando necesito vacunar a mi mascota‎?‎

‎Transmisión‎

‎La rabia se transmite por un animal infectado que muerde a un animal o persona no infectada. Las especies que más comúnmente portan y transmiten la rabia son murciélagos, zorrillos, mapaches y zorros.‎

‎Síntomas de la rabia del gato‎

‎Una vez que un gato ha sido mordido, tomará tiempo antes de que el gato muestre algún síntoma. El virus se mueve lentamente a lo largo de los nervios cerca de la picadura de la médula espinal hasta el cerebro. En los gatos, esto normalmente toma de 14 a 42 días, pero podría tomar más tiempo.‎

‎Una vez que el virus llega al cerebro, comienza a desprenderse en la saliva, que es cuando se ven los síntomas de la rabia del gato. En esta etapa, el gato podría experimentar una o todas estas fases:‎

‎Fase prodrómica‎

En los gatos esta fase dura de 1 a 2 días. Los gatos que normalmente son amigables pueden volverse muy agresivos con las personas. También el gato puede lamer excesivamente el área donde fue mordido. Algunos otros síntomas pueden incluir inquietud, ansiedad e irritabilidad.‎

‎Fase furiosa‎

‎Después de la fase prodrómica, los gatos normalmente entran en la fase furiosa. En esta fase los gatos tenderán a ser muy agresivos y a morder cualquier cosa. Son muy sensibles a la luz y al sonido en esta etapa. El gato puede tener convulsiones y morir como resultado.‎

‎Fase paralítica (tonta)‎

‎El gato puede entrar en esta fase desde la fase prodrómica o furiosa. Esta fase se observa generalmente a los pocos días de los primeros signos de infección. En este punto, los músculos del gato comienzan a paralizarse.

Es posible que no puedan tragar, por lo que babean mucho. También tendrán problemas para respirar debido a la parálisis de los músculos del pecho y el diafragma. El gato eventualmente morirá por no poder respirar.‎

Quizás te interese leer ¿Como se contagia la rabia en un perro?

‎Diagnóstico‎

‎La prueba directa de anticuerpos fluorescentes (dFA) es la prueba más utilizada para diagnosticar la rabia. Esta prueba requiere tejido cerebral de gatos sospechosos de estar rabiosos. La prueba solo se puede realizar después de que el gato esté muerto.‎

‎Tratamiento‎

Desafortunadamente no existe tratamiento para la rabia, por lo general es fatal. Lo importante es no exponer a ningún otro animal o persona al gato rabioso.‎

‎¿Cuando necesito vacunar a mi mascota‎?‎

En cuanto a la ‎Vacunación‎, asegurarse de que su gato esté vacunado contra la rabia es la forma de prevenir la infección, y en algunas áreas es obligatorio por ley vacunar a su perro y gato. Un gato vacunado tiene pocas posibilidades de infectarse.‎

‎El protocolo normal de vacunación contra la rabia es administrar una inyección a los 4 meses, otra al año de edad y luego cada tres años.‎

¿‎Qué hacer si está expuesto‎? ‎Los gatos que se sospecha que posiblemente tienen rabia son puestos en cuarentena durante 10 días normalmente. Si el gato no desarrolla síntomas de rabia en ese tiempo no tiene rabia. Desafortunadamente, a veces los funcionarios locales sacrifican a los gatos sospechosos de rabia de inmediato para que se realicen pruebas.‎

Las personas que están expuestas a un gato rabioso recibirán inyecciones profilácticas de los médicos para protegerse.‎

En resumen, los gatos, como cualquier animal de sangre caliente, son susceptibles a contraer la rabia. Los gatos lo contraen a través de mordeduras de otros animales que están infectados. La mejor manera de proteger a tu gato es mantenerlo en el interior. Los síntomas de la rabia del gato son muy variados, por lo que vacunar a su gato es una necesidad.‎

Encuentra más información en: Concepto básico del de virus de inmunodeficiencia felina VIF

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir