Tumores Orofaringeos en perros y gatos

Tumores Orofaringeos en perros y gatos ocurren directamente en la cavidad oral. La cavidad oral es la cuarta ubicación más frecuente de neoplasias en el perro y una localización corriente en el gato.

Signos clínicos de los tumores orofaringeos en perros y gatos

De acuerdo a su localización y evolución, los signos clínicos de los tumores orofaríngeos pueden ser:

  1. Dolor o dificultad masticatoria.
  2. Disfagia.
  3. Infarto linfoglandular satélite.
  4. Halitosis.
  5. Hemorragias bucales ligeras.
  6. Pérdida espontánea de alguna pieza dentaria que puede desorientar el diagnóstico hacia una enfermedad periodontal.
  7. Modificación del perfil de la cara en mejillas o mandíbulas.
Tumores Orofaringeos
Tumores Orofaringeos

En un examen clínico superficial de la cavidad bucal, las enfermedades proliferativas incipientes pueden ser no descubiertas o bien confundidas. Sin embargo, en la cavidad bucal de todo canino seniles o geronte, debe ser minuciosa y rutinariamente inspeccionada, por visualización o palpación de cada uno de sus componentes.

Cabe resaltar que, en pacientes no cooperativos, se puede efectuar una anestesia o narcosis ligera. La incidencia de los tumores malignos es mayor que la de los benignos, descartando el Epulis. Adicionalmente, los machos son 2,4 veces más vulnerables que las hembras y la edad promedio de presentación es entre los 8 y 10 años.

Por lo tanto, los tumores malignos más frecuentes de la orofaringe de los caninos son el Melanoma Maligno (MM), el fibrosarcoma (FS) y el carcinoma celular escamoso (CCE), y entre los benignos, el Epulis. No olvides leer sobre Fistulas Perianales Caninas.

En los felinos, el CCE, es el más común. Existen preferencias tumorales por ciertas razas:

  • Los MM, en el Cocker Spaniel, Scottish Terrier, el Labrador y el Caniche.
  • Los FS en el Pastor Alemán y el CCE, sin predilección racial.
  • Los Epulis e Hiperplasia gingivales, en los Boxer y Bulldog.

Diagnóstico del cáncer orofaríngeo

Con referencia a la desagradable apariencia de una masa y su localización, pueden inducir la sospecha del tipo de tumor, la biopsia histopatológica es esencial. La biopsia excisional está indicada para ciertos tumores sospechosos, (MM) mientras que, para el resto, (CCE, FS) se prefiere la incisional.

Con el reconocimiento del tipo de tumor, el cirujano oncólogo, propone un tratamiento, elabora un pronóstico, e informa al propietario el curso apropiado de la terapia. La semejanza entre los tumores benignos y malignos es grande.

Todo diagnóstico sin confirmación por biopsia es poco confiable.

Todo tumor que no sea un épulis y no parezca un papiloma, deberá ser considerado sospechosamente maligno, hasta que histopatológicamente no demuestre lo contrario.

El Melanoma Maligno es generalmente de crecimiento rápido, de temprana invasión local y frecuente metástasis. En otras palabras, el MM puede ser pigmentado o no ambos deben ser considerados malignos. Es raro es gatos.

El Fibrosarcoma tiende a ser más común en perros de gran talla. Además, aunque lento en metastizar, puede ser extremadamente invasor de los tejidos blandos vecinos y del hueso subyacente. Cabe aclarar, que su remitencia temprana, es la norma. Ocasionalmente afecta a los felinos.

La Carcinoma Celular Escamoso tiene baja tendencia a metastizar. Además, es localmente muy agresivo, e invade frecuentemente el tejido óseo subyacente. Es frecuente en los felinos.

Generalizando, y con respecto a su localización, se observa que los tumores malignos desarrollados más rostralmente, tienden a ser menos agresivos que aquellos situados más hacia aboral. Los Epulis son tumores benignos de origen periodontal. Se los clasifica, de acuerdo a su estructura en Fibromatoso, Osificado y Acantomatoso.

No olvides leer nuestra biblioteca de enfermedades en animales. 

Epulis Acantomatoso y la Gingivo-estomatitis Linfo-plasmocitaria felina (Faucitis)

El Epulis Acantomatoso es una forma de Ameloblastoma que se origina del epitelio gingival o del hueso. Suele observar más en mandíbula y causa destrucción ósea, siendo de esta manera un tumor con conducta Biológica maligno, debiendo ser llamado AMELOBLASTOMA ACANTOMATOSO para diferenciarlo de los dos restantes.

La Gingivo-estomatitis Linfo-plasmocitaria felina (Faucitis), es una enfermedad de etiología desconocida, caracterizada por la presencia de densas y exuberantes formaciones proliferativas de la mucosa y submucosa de la orofaringe que acompaña a severas periodontitis.

Los gatos afectados no manifiestan manifestaciones de edad, sexo o raza. Sin embargo, los signos clínicos consisten en estomatitis, anorexia, disfagia, halitosis, ptialismo. Por ejemplo, en casos avanzados, se presentara un intenso dolor al aumentar maniobras de apertura de la cavidad bucal.

Por lo tanto, algunos pacientes ingieren solamente alimentos líquidos o semiblandos, y es frecuentes que interrumpan su comida cuando éstos son algo más sólidos, con exteriorizaciones de dolor agudo.

Tratamiento de los Tumores Orofaringeos

Los tumores orofaringeos requieren un tratamiento especial.

  1. Examen clínico minucioso de la cavidad bucal
  2. Descubrimiento temprano de las lesiones primarias localizadas.
  3. Tratar agresivamente las lesiones de menos a los 1,5 cm (según su localización, · extensión y tipo de tumor).
  4. La radiocirugía permite la reducción de la masa tumoral por resección laminar o total de la misma.
  5. La aplicación crioquirúrgica se practica en la zona de implantación tumoral, con un “margen de seguridad” de 0,5 a 0,8 cm, de acuerdo a su localización.

Ventajas de los tratamientos

Cavidad bucal, fácilmente abordable.
Escasa molestia al paciente.
El tratamiento puede ser repetido, con mínima preparación previa.
Excelente, en pacientes de alto riesgo quirúrgico
Mínima hemorragia.
Anestesia ligera.

“Nunca se debe subestimar la capacidad del perro y el gato en ocultar un gran tumor bucal, incluso con propietarios cuidadosos”.

Total
0
Shares
3 comments
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Previous Article
Fistulas Perianales Caninas concepto

Fistulas Perianales Caninas

Next Article
Terminologia en oncologia veterinaria

Terminologia en oncologia veterinaria

Related Posts